¿Tus primeros lentes de contacto?

¿Lentes rígidos o blandos? ¿Desechables de reemplazo diario o reutilizables? Con la cantidad de lentes diferentes que existen, ¿cómo saber cuáles elegir? A continuación te explicamos los distintos tipos de lentes disponibles. Sigue leyendo.....

¿Tus primeras lentillas?

 

Prácticamente todo el mundo puede llevar lentes de contacto. Si estás pensando en llevar lentes, lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto con un profesional de la salud visual y pedir una cita para una adaptación de lentes. Tras la revisión óptica, el profesional de la salud visual  llevará a cabo la adaptación para determinar cuáles son los lentes de contacto más apropiados para ti.

 

  

 

¿Qué son los lentes de contacto?

Los lentes son unos pequeños y finos lentes ópticos que se colocan directamente en el ojo para corregir problemas de visión.

Se pueden usar lentes para corregir problemas de visión habituales como:

La miopía (dificultad para ver de lejos)
La hipermetropía (dificultad para ver de cerca)
El astigmatismo
La presbicia

 

¿Qué tipos de lentes de contacto existen?

Con la cantidad de tipos diferentes de lentes que existen, es fácil confundirse. Podemos agrupar los lentes de contacto según el material con el que están fabricados (rígidos o blandos) y según la cantidad de tiempo que se usan (el programa de uso).

Asimismo, tu profesional de la salud visual te prescribirá unos lentes de contacto específicos según el problema de visión que se deba corregir (miopía, hipermetropía, astigmatismo, o presbicia).

 

¿Lentes rígidos o blandos?

En la actualidad, la mayoría de los lentes son blandos o "hidrofílicos", lo que significa que están compuestos principalmente de agua (este es el motivo por el que permanecen blandos). Los lentes de contacto blandos son extremadamente finos y están elaborados con materiales que permiten el paso del oxígeno a través de ellos para llegar al ojo. Los avances logrados actualmente en la tecnología de lentes blandos han hecho que los lentes rígidos utilizados anteriormente hayan prácticamente desaparecido.

Hay 3 tipos de lentes de contacto blandos:

Lentes de contacto para miopía e hipermetropía

Son lentes esféricos. Corrigen problemas de visión básicos como la miopía y la hipermetropía.

Lentes de contacto para astigmatismo

Son lentes tóricos. Corrigen el astigmatismo mediante la compensación de la irregularidad de la superficie del ojo.

Lentes de contacto para presbicia

Son lentes bifocales o multifocales. Se utilizan para corregir la presbicia (incapacidad para enfocar con nitidez los objetos de cerca).

 

¿Lentes desechables de reemplazo diario o lentes reutilizables?

Las lentes de contacto ACUVUE® ofrecen dos programas básicos de uso:

Lentes desechables de reemplazo diario

Es la manera más saludable y cómoda de usar lentes de contacto. Al final del día simplemente tiras los lentes ACUVUE® y a la mañana siguiente utilizas unos nuevos.

Ver los distintos lentes de contacto desechables de reemplazo diario ACUVUE®:

Lentes reutilizables

Estos lentes pueden guardarse y volverse a usar. Al final del día, se retiran, se limpian y se desinfectan, y a la mañana siguiente se vuelven a utilizar los mismas lentes otra vez. Los lentes de contacto reutilizables ACUVUE® usados como lentes de contacto diarios pueden llevarse durante dos semanas y luego se sustituyen por un nuevo par de lentes.

Ver los distintos lentes de contacto reutilizables ACUVUE®

Lentes de uso prolongado

También es posible llevar lentes de contacto de manera continua, incluso mientras se duerme. Los lentes ACUVUE® OASYS® pueden llevarse durante siete días y seis noches antes de desecharlos y reemplazarlos por unos nuevos. Si se retiran antes de que finalice el periodo de uso especificado, deberán limpiarse y desinfectarse antes de volver a utilizarlos.

Ver los lentes de contacto ACUVUE® OASYS® with HYDRACLEAR® PLUS